Hoy celebramos el nacimiento del poeta italiano Dante Alighieri, autor de La Divina Comedia. Es una de las obras más importantes de la literatura universal. Pero, al igual que ocurre con el Quijote, pocas personas se han atrevido a leerlo. Hay que poner remedio. Por eso, después de darle muchas vueltas, hemos decidido publicar un fragmento de cada parte de la obra. Infierno por la mañana, Purgatorio por la tarde, Paraíso por la noche. Para ilustrarlo, hemos escogido El jardín de las delicias, de El Bosco, un tríptico inspirado en el libro. ¿Os apetece viajar con nosostros? Está siendo un domingo intenso. Última parada: Paraíso.

 

Paraíso

Virgilio no puede continuar. Y Dante se queda en manos de Beatriz. Ella le guiará a través del paraíso, el mundo inmaterial que empieza tras la montaña del purgatorio. Abandonamos la Tierra. Y cruzamos el sistema solar, con sus siete cuerpos celestes: La Luna de los inconstantes, el Mercurio de los iracundos, Venus de los amantes, en Sol de los sabios, Marte de los guerreros, Júpiter de los buenos gobernantes y Saturno de los contemplativos. Una vez aquí, Dante y Beatriz alcanzan el Empíreo, la morada de Dios. Allí reside el Primer Motor Inmóvil.

 

parariso

 

“Beatriz arriba, y yo hacia ella miraba; y acaso en tanto en cuanto un dardo es puesto y vuela disparándose del arco, me vi llegado a donde una admirable cosa atrajo mi vista; entonces ella que conocía todos mis cuidados, vuelta hacia mí tan dulce como hermosa: “Dirige a Dios la mente agradecida -dijo- que al primer astro nos condujo”.
(Canto II 22-30).

Suscríbete a nuestra Newsletras

You have Successfully Subscribed!

favicon  Usamos galletas con pepitas de chocolate

Este sitio web utiliza cookies (galletas con pepitas de chocolate en castellano) para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Más información.

ACEPTAR