Hoy celebramos el nacimiento del poeta italiano Dante Alighieri, autor de La Divina Comedia. Es una de las obras más importantes de la literatura universal. Pero, al igual que ocurre con el Quijote, pocas personas se han atrevido a leerlo. Hay que poner remedio. Por eso, después de darle muchas vueltas, hemos decidido publicar un fragmento de cada parte de la obra. Infierno por la mañana, Purgatorio por la tarde, Paraíso por la noche. Para ilustrarlo, hemos escogido El jardín de las delicias, de El Bosco, un tríptico inspirado en el libro. ¿Os apetece viajar con nosostros? Está siendo un domingo intenso. Segunda parada: Purgatorio.

 

Purgatorio

Dante y Virgilio abandonan el infierno. Y llegan al purgatorio, una montaña con siete gradas. En cada una, hay que depurarse de un pecado capital: la soberbia, la envidia, la ira, la pereza, avaricia, gula y lujuria. Las almas peregrinan hasta lo alto de la montaña, donde esperan dar el salto hacia el paraíso.

 

purgatorio

 

“Mi maestro y yo, y aquellas gentes que estaban junto a él, tan complacidas parecían, que en nada más pensaban. Todos pendientes y fijos estábamos de sus notas; y el viejo venerable nos gritó: “¿Qué sucede, lentas almas? ¿Qué negligencia, qué esperar es éste? Corred al monte a echar las impurezas que no os permiten contemplar a Dios”.
(Canto II, 115-123).

Suscríbete a nuestra Newsletras

You have Successfully Subscribed!

favicon  Usamos galletas con pepitas de chocolate

Este sitio web utiliza cookies (galletas con pepitas de chocolate en castellano) para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Más información.

ACEPTAR