El mundo Pokémon es tan rico y atrayente porque es un abanico de mitología japonesa, nórdica, griega, latina y anglosajona. Si estás viciado a Pokemon Go y tienes el móvil lleno de estas simpáticas criaturas de colores, te interesará saber de dónde vienen sus nombres y en qué están basadas. Vamos a descubrir a los dioses y criaturas mitológicas que se esconden tras Pokémon. Te presentamos una Pokédex a la que hemos hecho algunos cambios.

Milotic

Pokémon de tipo agua, muy difícil de encontrar. Se le conoce por ser el Pokémon más hermoso del mundo, por oposición a Gyarados, que es uno de los más desagradables.

El nombre de Milotic proviene de la estatua griega de la Venus de Milo, símbolo de la belleza, más la palabra fantastic, más lotic (lótico: el ecosistema propio del agua dulce, como los ríos, arroyos y manantiales).

Su nombre en japonés, Milokarosu, se deriva de la Venus de Milo y de la palabra griega para la belleza, kalos.

También se baraja que Milotic tenga relación con Tales de Mileto, filósofo presocrático del siglo VI a. C., para quien el agua era el principio de todas las cosas.

Kyogre, Groudon y Rayquaza

Los tres pokémons legendarios están basados en el relato bíblico del Libro de Job, del Antiguo Testamento. Según este libro, Dios creó 3 bestias que dominaban el cielo, la tierra y el mar: Behemoth, Leviatán y Ziz. Kyogre está inspirado en Leviatán, la bestia del mar. Groudon en Behemoth, la bestia de la tierra. Y Rayquaza en Ziz, la bestia de los cielos.

Son famosas las Ilustraciones del Libro de Job del pintor y poeta inglés William Blake, donde nos muestra a Dios señalando a Behemot y a Leviatán.

Además, el filósofo Thomas Hobbes escribió un tratado de filosofía política titulado Leviatán, donde el enorme monstruo del mar se convierte en un símbolo del Estado absoluto. Para Hobbes, los hombres son esencialmente malos, pero necesitan unirse en comunidad mediante un contrato social para garantizar su supervivencia. El Estado absoluto se sitúa por encima, como un monstruo vigilante y todopoderoso, que asegura que no se rompa el contrato y que los hombres se comportan de manera correcta. ¿Te imaginas a Kyogre colonizando el Congreso de los Diputados? Pues algo así.

Arceus

El primer Pokémon existente, creador del mundo Pokémon y de todas sus criaturas. Arceus es, por tanto, el dios Pokémon. Su nombre proviene de las palabras “Ar”, que al revés es Ra (dios egipcio del sol), y de Zeus (dios griego del trueno). Tanto Ra como Zeus eran los máximos dioses en sus respectivas mitologías. En Egipto, Ra era un hombre con cabeza de halcón, sobre la que sostenía un disco con forma de sol. Como en la mayoría de mitologías, el dios supremo se identificaba con el sol, su amanecer y su atardecer, que se corresponde con el eterno ciclo de muerte y resurrección. En Grecia, Zeus también reinaba en el cielo. Se le representa como un hombre barbudo de grandes dimensiones, al igual que Arceus, que mide más de 3 metros y pesa 320 kilos.

La aureola que Arceus lleva en torno a las costillas representa la perfección, que los griegos identificaban con el círculo. El Ra egipcio también se presenta con el circumpunto, el círculo dorado con un punto en el medio. Ambas culturas consideraban el sol como el centro del universo, lugar en torno al cual giraban todos los astros, en órbitas circulares. Es en ese centro donde apareció el huevo de Arceus.

Además, su pronunciación (Ark-eus) hace referencia a la palabra griega arkhé, que significa principio u origen. El arkhé era la sustancia primaria a partir de la cual había surgido todo lo demás. Los presocráticos se dedicaron a pensar sobre ella. Tales decía que era el agua, Herálito el fuego, y Anaxímenes el aire, por ejemplo. Para que luego digan que Pokémon es un juego de críos.

Reuniclus

Pokémon de tipo psíquico. Parece estar basado en el dibujo de una célula. Su nombre proviene del verbo inglés to reunite (reunir), y homonculus (homúnculo).

Un homúnculo es un humano en apariencia normal pero que, sin embargo, ha sido creado en un laboratorio. A partir de sangre y un trozo de piel, surge un clon idéntico a su creador. Es una especie de clon moderno. Los creadores son médicos o científicos que utilizan al homúnculo como sirviente o ayudante de laboratorio. Hay una relación muy estrecha entre creador y homúnculo: comparten un lenguaje propio, a veces hasta telepático. El homúnculo se alimenta de la sangre de su creador, 3 veces al día.

En filosofía, hay una serie de teorías que explican el funcionamiento de la mente y que tienen el nombre de “teorías del homúnculo”. Entienden la mente a través de un hombrecillo que vive en el interior de nuestra cabeza. Este hombrecillo -el homúnculo- es el encargado de organizar nuestras impresiones sensoriales. Vamos a poner un ejemplo. Imagina que una persona está viendo una película. ¿Cómo es posible que asimile las imágenes y construya una historia? Hay un hombrecillo -el homúnculo- situado tras la retina, que es el que realmente ve las cosas, en lugar del ojo. Después las procesa y las vincula, otorgándoles un sentido.

En literatura, Pinocho es el homúnculo más famoso. Fue creado por el escritor italiano Carlo Collodi, en su libro Las aventuras de Pinocho. Aunque el libro es mucho más cruel que el Pinocho de Disney que todos tenemos en la cabeza.

Golurk

Pokémon artificial de tipo tierra/fantasma. Su nombre proviene de la palabra golem y de lurk, merodear, debido a su función de guardián o vigilante.

Una versión asegura que Golurk está basado en Talos, un gigante de bronce que en la mitología griega protegía la isla de Creta de posibles invasores. Talos era un autómata forjado por Hefesto, dios del fuego y la herrería.

Otra versión dice que Golurk proviene de la figura mitológica del golem de Praga, un ser hecho de arcilla que se encargaba de proteger a los judíos frente a los ataques antisemitas del gobierno de la República Checa, durante el siglo XVI. La leyenda cuenta que el golem era un ser muy fuerte, pero sin inteligencia. Por eso cada día, el rabino tenía que darle instrucciones acerca de cómo debía comportarse. Le metía un papel en la boca, con la palabra emeth escrita, que en hebreo significa “verdad”. Si además le metía el nombre de un ciudadano, el golem se encargaba de darle muerte. Cuando llegaba el sábado, día de descanso para los judíos, el rabino borraba la primera letra del papel y dejaba solo la palabra meth, muerte. Y durante ese día el golem volvía a ser un simple montón de barro.

Franz Kafka, el escritor checo, vivió en la Praga del gueto judío y escuchó muchas leyendas acerca del golem, que son importantes para entender sus novelas.

Lapras

Pokémon de tipo agua/hielo. Su nombre proviene del matemático Pierre Simon Laplace, que escribió varios libros acerca del movimiento de los mares y las mareas.

Pero la inspiración original para crear a Lapras proviene de Nessie, el famoso monstruo del Lago Ness, una plesiosaurio prehistórico supuestamente extinto.

La leyenda proviene de años 565 d. C., cuando san Columbano, el poeta irlandés que llevó a Escocia la religión cristiana, hizo una parada en el lago Ness, situado en la parte alta de Escocia. Según cuenta una biografía de san Columbano, escrita un siglo después, el santo vio a un terrible monstruo marino, de un tamaño descomunal, que se lanzó contra un nadador “con un gran rugido y la boca desmesuradamente abierta”. El santo hizo la señal de la cruz y ordenó a la criatura que se alejase de allí.

En aquella época se asoció al monstruo con una encarnación del demonio. Aunque con el tiempo el monstruo se ha convertido en la versión más amable de Nessie, mucho más cercana al simpático Lapras.

Ho-Oh

Pokémon legendario de tipo fuego/volador. Está basado en el Fenghuang, el fénix de Oriente.

La palabra japonesa hoo significa “fénix”, el pájaro color fuego, símbolo de la resurrección y la inmortalidad. El fénix vive durante 500 años y después construye su propia pira funeraria, donde se consume en llamas. Después renace de las cenizas, como un pollo desplumado bastante adorable.

En Egipto, el fénix se correspondía con el Bennu, un pájaro que simbolizaba al sol, que se renueva todos los días. El historiador griego Herodoto cuenta en una de sus crónicas de viajes haber visto una pintura del fénix en Heliópolis, la ciudad del sol, situada en Egipto. Es allí, en la ciudad del sol, donde el fénix regresa cada 500 años para morir en paz.

El fénix más famoso de la literatura es Fawkes, el fénix de Harry Potter.

Absol

Pokémon de tipo siniestro. Su nombre proviene de la palabra absolution (absolución), ya que tiene la capacidad de predecir catástrofes naturales. Cada vez que Absol se aparece a las personas, les está avisando de que deben ponerse a cubierto. Por eso se dice que las absuelve, es decir, les salva de los desastres.

Absol está basado en la esfinge griega, una criatura felina con cuerpo de león y rostro humano. Los griegos decían que las esfinges eran demonios de destrucción y malos augurios. Hesíodo, en su Teogonía, vincula a la esfinge con Cerbero, el perro de tres cabezas que custodia la entrada del Hades, el infierno griego.

Apolodoro añade que la esfinge es una maestra de los enigmas. La más famosa es la esfinge de Edipo, que planteaba un acertijo a todo el que quisiera entrar en la ciudad de Tebas. Si el transeúnte no acertaba, la esfinge lo estrangulaba con su cola. Por eso su nombre viene del griego sphingo, que significa la estranguladora.

¿Conoces algún otro Pokemon con reminiscencias mitológicas? ¡Cuéntanos!

Y si te ha gustado este artículo, también te gustará descubrir la literatura oculta en tus canciones de Spotify.

Suscríbete a nuestra Newsletras

You have Successfully Subscribed!

favicon  Usamos galletas con pepitas de chocolate

Este sitio web utiliza cookies (galletas con pepitas de chocolate en castellano) para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Más información.

ACEPTAR