Santiago Martínez es profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Navarra. En concreto, estudia la historia cultural y política de la España del siglo XX e intenta comprender cuál es el papel de España en la evolución del mundo occidental. Interesante, ¿verdad? También hemos hablado de lo que significa ser historiador y de lo que puede aportarnos la Historia hoy en día.

 

¿Cómo te diste cuenta de que querías ser historiador? ¿Cómo se lo tomaron tus padres?

No lo recuerdo con exactitud. Posiblemente con 14 años, cuando devoré una historia de la Segunda Guerra Mundial ilustrada que cayó en mis manos casualmente. Con mis padres tuve suerte (y ellos conmigo…) porque respetaron mi decisión y no me presionaron para Derecho (¡Dios mío, qué habría sido de mí…!), una carrera entonces de moda. Por eso les estoy eternamente agradecido, entre otras muchísimas cosas.

¿Cómo afecta el hecho de ser historiador a tu día a día? ¿Estudiar Historia te ha aportado perspectivas distintas?

Me ayuda a ver en cada persona una historia que descubrir, conocer a fondo y proyectar hacia delante.

cita1_santiago_sdl_2¿Qué puede ofrecernos Historia que no pueda ofrecernos ninguna otra carrera?

Perspectiva y horizontes. Preguntas y respuestas. Eventos y procesos. Lo concreto y lo general. ¿Qué más quieres? Es una aventura apasionante ayudar a descubrir quiénes somos y por qué nuestro mundo es como es.

¿Con qué se va a encontrar en primero de carrera un estudiante de Historia?

Puedo hablar por mí mismo: ilusión, sorpresa, nuevas gentes e historias, un pasado que desentrañar y el deseo de exprimir a muerte unos años que pasan tan rápido que te das cuenta tarde de que han sido los mejores de tu vida.

Aparte de la docencia, ¿qué otras salidas tiene un historiador recién graduado?

La investigación, la gestión cultural, el activismo social si tiene inquietudes por cambiar el mundo.

Hablemos de ti como profesor, ¿qué características valoras más en tus alumnos?

Dos: primera, que me lleven la contraria; segunda, que sean conscientes de que ellos son los que mueven la historia y han de comprometerse en los procesos que la cambian para que sea más humana.


¿Cuál crees que tiene que ser el objetivo principal de un profesor de Historia?

Enseñar a pensar. Los eventos son secundarios y se olvidan. Pero ayudar a hacerse las preguntas claves de la vida y mostrar cómo las has respondido tú creo que no tiene precio.

¿Te sabes las fechas de memoria o las miras antes de clase?

Tal como concibo la enseñanza, las fechas para mí son secundarias, aunque ni yo ni mis alumnos podemos olvidar algunas en clase o escribir mal en un examen, como es obvio.

¿Te sabes los nombres de tus alumnos o los miras antes de clase?

Al principio del curso no miro las listas porque soy perezoso. En la primera clase cuento mi vida (resumidamente…) y les pido que hagan en cinco minutos una biografía breve, que me ayuda a conocer su historia, porque para enseñar hay que aprender de quienes te escuchan.

cita1_santiago_sdl_3Vamos a ponernos profundos… Después de tantísimas horas estudiando nuestra historia, ¿qué conclusiones sacas acerca de nuestro comportamiento?

Que el hombre es un ser misterioso que piensa con razón que es una novedad y que se equivoca mucho porque miles de millones ya pensaron antes lo que él.

Nicolás Avellaneda dijo que los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla. ¿No te parece que, por más que recordamos nuestra historia, siempre cometemos los mismos errores?

Sí, eso ocurre mucho. A mí mismo varias veces al día.

Tú tienes una visión completa de nuestra trayectoria como especie. ¿Piensas que estamos en un periodo de auge o de decadencia? ¿Cuál crees que va a ser la evolución cultural en los próximos años?

Estamos en medio de un tsunami cultural de aúpa. La prueba es que –en general pensamos que nunca antes nadie lo hizo tan bien ni llegó tan lejos como nosotros: internet es una prueba entre mil. Ese nosotros es difícil de definir: pero supongamos que cualquiera que lea esto ahora forma parte de ese sujeto colectivo. O sea, nos esperan tiempos difíciles ahí delante y, por eso, apasionantes.

cita1_santiago_sdlCon este pronóstico, ¿qué responderías a quien dice que la Historia es una disciplina inútil?

Que tiene razón si las sociedades aman ignorar.

Pero, ¿queda algo por estudiar en Historia? Para alguien que no ha estudiado historia es difícil imaginar nuevos descubrimientos sobre hechos del pasado.

Por favor, ¡queda muchísimo por estudiar! Hay miles de millones de historias menudas, de gente corriente, pendientes de escribir. Y del pasado solo conocemos una millonésima parte. Hay a montones papeles y vestigios históricos, ahí fuera, esperando al elegido que los estudie y dé a conocer. Atapuerca ofrece sorpresas cada año que pasa. La Transición española está (históricamente) en pañales. Y la historia inmediata del mundo en que vivimos, que es la que tendrán que escribir de aquí a 15-20 años los futuros historiadores, nadie puede decir –por desgracia que sea aburrida.

Últimamente se pone en duda la unidad europea, ¿cuál es el punto de unión de España con Europa?

Roma y los pueblos que la deshacen. El cristianismo y los procesos secularizadores. La tradición y la modernidad. No somos tan distintos. De hecho (condiciones de tiempo y carácter al margen), cualquier español se siente cómodo en Londres, Nápoles, San Petersburgo o Atenas.

Ya que hablamos de unión cultural, ¿cuál es la última canción que has escuchado?

Fat Bottomed Girls, de Queen.

¿Y tu película preferida?

Dudo entre Metrópolis, de Fritz Lang y Apocalypse Now, de Coppola.

Por último, recomiéndanos un libro, por favor.

Pues como no me ha salido ninguno a bote pronto, sin pensar, diría que ninguno. Si pienso y aconsejo alguno después de estrujarme la mollera sería mala señal. Solo diré que Los cuarenta días del Musa Dagh, de Franz Werfel, es el libro más maravilloso que he leído en mi vida. Por fin puedo decirlo: hasta ahora, nadie me lo había preguntado y me quito un peso de encima contando al mundo esta pequeña verdad.

Gracias por compartirlo con nosotros, Santi.

20151019-004-

Santiago Martínez con alumnos de la Universidad de Navarra que forman parte de la Agrupación Universitaria por Oriente Medio, (AUNOM), de la que es fundador y coordinador.

Suscríbete a nuestra Newsletras

You have Successfully Subscribed!

favicon  Usamos galletas con pepitas de chocolate

Este sitio web utiliza cookies (galletas con pepitas de chocolate en castellano) para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Más información.

ACEPTAR